Transacciones & Lease Administration, Portfolio Optimization y Facility Management, las tres grandes áreas de RE en BBVA.

aeo-entrevista_BBVA

Jaime Cabezas

Director Corporate Real Estate BBVA

SOBRE BBVA

P‐ ¿Cómo está estructurado y qué funciones desarrolla actualmente el departamento de Real Estate en BBVA?, ¿Qué superficie total de oficinas destina a su propia actividad?

R‐ Actualmente la función se estructura en tres grandes áreas de trabajo: Transacciones & Lease Administration, Portfolio Optimization y Facility Management. Y estas áreas, a su vez desarrollan su actividad orientadas hacia:

  • Capturar oportunidades económicas (reduciendo gasto operativo, o capturando plusvalías)
  • Facilitar el desarrollo de la actividad del Grupo
  • Transformar los espacios: facilitando la creación de una identidad corporativa, y ayudando en la transformación de la cultura del Grupo, a través de las nuevas formas de

Entre oficinas y sucursales, el Grupo dedica aproximadamente 5,8 millones de metros cuadrados al desarrollo de su actividad.

P‐ Madrid y Ciudad de México son dos exponentes claros del proceso de consolidación de sus oficinas en mercados donde operan. El primero fundamentalmente de tipología horizontal o mixto y el segundo vertical. ¿Es un modelo mejor que otro?, ¿de qué depende?, ¿por qué uno diferente en cada ciudad?

R‐ Realmente, no. Ambos modelos, están funcionando a la perfección, haciendo que el Grupo alcance los objetivos fijados en el planteamiento de cada uno de los proyectos.

Creemos que desde BBVA hemos tomado la mejor decisión teniendo en cuenta tanto, las circunstancias específicas de cada geografía, como las opciones de las que disponíamos en el mercado inmobiliario.

P‐ ¿Están desarrollando algún nuevo proyecto de sede corporativa en la actualidad? ¿Dónde y con qué características?

R‐ BBVA ha realizado importantes actuaciones en edificios de las distintas geografías en las que está presente, pasando a nuestro nuevo concepto de Open Space a más de 35.000 empleados en todo el mundo. Estas actuaciones son de tres tipos: construcción o remodelación de edificios corporativos, la construcción de centros tecnológicos (CPDs) y proyectos de interiorismo que nos permiten avanzar en una cultura de trabajo de Open Space.

En cuanto a sedes corporativas, cabe destacar la sede de BBVA en Buenos Aires, que se inauguró el pasado 20 de abril. La operación ha supuesto reducir el parque inmobiliario de 14 a 4 edificios, mediante la agrupación de 2.300 puestos en una torre con 24.000m2 de workplace.

Por otro lado, actualmente está en marcha otro proyecto para remodelar la sede de Perú en Lima, con el objetivo de adaptar los espacios a las nuevas formas de trabajo y apoyar así la transformación del Grupo.

P‐ Tras dos años de operación de la Sede Central en Las Tablas, ¿Que avance ha supuesto la nueva sede para el Banco en su operativa? y ¿Desde el punto de vista del Real Estate?

R‐ En BBVA entendemos que el proceso de transformación digital del Grupo debe abordarse con un enfoque integral, y las Nuevas Formas de Trabajo son una parte fundamental de este proceso de cambio interno. A tal efecto, La Ciudad BBVA, además de ser la nueva sede corporativa del Grupo en Madrid, es un espacio que favorece la colaboración, el intercambio de conocimiento y la transversalidad de los equipos.

Se trata de un proyecto de gran calado que busca trasmitir el carácter global y digital del Grupo, y el cual simboliza los valores de la Cultura Corporativa de BBVA. Además, estamos orgullosos de saber que nuestro edificio se ha convertido en un icono arquitectónico para Madrid y un referente internacional.

Desde un punto de vista de RE, la Cuidad ha sido todo un reto que creo que hemos llevado a término con éxito en todos sus aspectos:

  • Tanto en términos de optimización y consolidación de espacios. (Hemos reducido el número de inmuebles del Grupo en Madrid, pasando desde el 2008 de 21 a 11).
  • Así como, en lo referente a la sostenibilidad medioambiental del inmueble (ya que cuenta con la certificación LEED Oro, uno de los más prestigiosos sellos internacionales en el ámbito de la sostenibilidad en la construcción).

 

SOBRE EL MERCADO

P‐ ¿Qué balance haría del mercado inmobiliario español de oficinas desde el 2014 en el que la inversión volvió a fluir de manera significativa?

R‐ Con la crisis del sector inmobiliario en España, los precios de los activos alcanzaron mínimos históricos y su actividad se desplomó. En 2013, como consecuencia de: los precios bajos en el sector y una aparente tendencia de mejora de nuestra economía, varios inversores oportunistas apostaron por nuestro país haciendo diversas inversiones.

A partir de entonces y gracias a la evolución que ha sufrido la economía española durante estos tres últimos años, han permitido que la inversión en el mercado de oficinas en España haya mantenido su tendencia alcista.

Por otro lado desde 2014, el mercado inmobiliario ha ofrecido a los inversores rendimientos mucho más atractivos que los financieros. Los bajos tipos de interés, así como la escasa rentabilidad de la deuda pública, han provocado (al menos en cierta medida) un cambio en las estrategias de inversión a medio y largo plazo, potenciando el sector inmobiliario.

Sin embargo, creo que la falta de disponibilidad de productos de calidad (en los dos mercados principales, Madrid y Barcelona) está limitando la inversión y reorientándola más hacia proyectos de la rehabilitación y promoción, que otorguen valor añadido al inversor.

P‐ ¿Qué aspectos deberían mejorar para consolidar el crecimiento en inversión y nuevos proyectos de oficinas?

R‐ Desde mi punto de vista, el desafío más importante para el sector radica en dos aspectos fundamentales:

  • La falta de producto de calidad, que creo seguirá suponiendo un reto importante en el corto plazo por los tiempos de ejecución y las trabas urbanísticas que existen en España.
  • La transformación digital en la que nuestra sociedad está La cuál se hace todavía más patente en el sector retail. Ya que esta “digitalización” está exigiendo una redefinición del sector, empujándolo a evolucionar entorno a la “experiencia del usuario”, haciendo especial foco en la experiencia de compra como clave de éxito (tal y como demuestran las inversiones tan importantes que algunos retailers están acometiendo para la puesta en marcha de sus Flag Ships).

 

SOBRE AEO

P‐ La AEO ha creado en los últimos años dos herramientas técnicas (Estándar AEO para la Medición de Espacios de Oficinas y el Modelo AEO para la Clasificación Técnica de Edificios) que determinan la unidad de medida y la calidad del producto en nuestro mercado. En este sentido, ¿Qué cree que todavía le falta al mercado español en comparación con otros mercados?

R‐ La verdad, me parece una herramienta muy acertada que pone al mercado inmobiliario español a la vanguardia a nivel internacional. Estas herramientas técnicas han dotado al sector inmobiliario de transparencia, lo que seguro propiciará con garantías mayores y mejores acuerdos e inversiones en el sector.

P‐ En su opinión, ¿Cuáles son los retos y oportunidades de la AEO en la actualidad?

R‐ Actualmente, el reto al que creo se debe enfrentar la AEO es el de liderar y obtener el reconocimiento del mercado inmobiliario internacional como dinamizador y convertirse en referencia. Con el objetivo de atraer inversores internacionales y fomentar proyectos que puedan transformar e impulsar el mercado inmobiliario de Oficinas en nuestro país. Para ello, hemos de ser capaces de exponer e implementar las mejores prácticas del mercado internacional en España.