Castellana 200 de Madrid es propiedad de Silvercode Investments SOCIMI y está gestionado por Drago. Se convierte así en el primer edificio de oficinas que certifica su calidad técnica en España.

CBRE y Verificálitas, empresas homologadas por la AEO, han realizado conjuntamente la evaluación previa del edificio, y Eurocontrol la auditoría del informe de evaluación.