Proyectos inmobiliarios innovadores y rupturistas se podrán beneficiar de los fondos  que la UE tiene para financiar proyectos de eficiencia energética

  • Próxima legislación europea: reformas para adaptar la oficinas a la Electromovilidad y el rating de Inteligencia de los edificios

La AEO organizó el pasado día 7 de noviembre el Desayuno Coloquio que tuvo como ponente invitado a Michael MacBrien, Director de la European Property Federation (EPF), organización ubicada en Bruselas que representa los intereses de la industria inmobiliaria europea. El director de EPF habló sobre las “políticas y legislación actual de la UE en el sector inmobiliario: en qué se está trabajando ahora y qué impacto tendrá en el futuro cercano”.

MacBrien enfatizó la importancia de los cuatro pilares sobre los que se sustenta la actividad inmobiliaria dentro de Europa: libertad total de movimiento de servicios, bienes, personas y capitales; aspectos que no se dan en otros mercados en los que existen restricciones a dichas libertades (licencias, UTEs, cupos, etc…) y que varían según los intereses de cada país en cada momento. Estos cuatro pilares han permitido que en la actualidad haya más de 100 billones de € de inversión intracomunitaria y otros 23 billones de inversión extranjera en la UE. También explicó que las leyes de la UE al respeto han permitido que haya libre competencia de verdad, que los mercados de cada país dejen de ser cotos cerrados para empresas locales y que cuando es necesario, la UE intervenga de manera efectiva.

En cuanto a qué está pasando ahora en la UE y el trabajo que realiza la EPF para ajustar las normativas a la realidad e intereses de nuestra industria, MacBrien puso como ejemplo la actual revisión de la directiva sobre “Eficiencia energética de los edificios” que por primera vez encara las reformas necesarias para incorporar la  ElectroMobilidad”. La Comisión Europea partía de la base de que todos los edificios terciarios de nueva construcción o con un alto grado de rehabilitación, estuvieran totalmente pre-cableados y con una plaza de recarga para coches eléctricos por cada 10 plazas de aparcamiento existentes. Al final la Directiva solo exigirá que haya una plaza por edificio y que éstos tengan instaladas las conducciones para el cableado. Como parte de esta Directiva, también se está trabajando en ”The Building Smartness Indicator” o “Indicador de Inteligencia de Edificios”, un rating que determinará el nivel de eficiencia en la operación, monitorización y gestión de los edificios y sus ocupantes.

El Director de EPF también explicó que “hay una gran oportunidad ahora para la Industria de Oficinas: la posibilidad abierta por el gobierno económico de la UE de promover una reforma de la reglamentación nacional o autonómica sobre planificación o con objeto de evitar riesgos sistémicos dentro de la eurozona.

Otra gran oportunidad para el Sector de Oficinas son los importantes fondos (decenas de millones de €) que la UE está destinando para financiar el desarrollo de la eficiencia energética o de energías renovables. Según MacBrien, “hay que pensar en grande, en proyectos muy vanguardistas que rompan moldes, proyectos que incluyan, por ejemplo, energías renovables en edificios, entre otros aspectos. Proyectos que ya estén conceptualizados pero que quizás son demasiado ambiciosos, que requieren una importantísima financiación y que necesitan ese apoyo extra” que, en este caso, podría venir de estos fondos. Avisó que “si la industria inmobiliaria no aprovecha estos fondos, terminarán desapareciendo”.

MacBrien cerró su intervención hablando de cómo la consolidación de la Eurozona favorece la creación de un mercado inmobiliario más homogéneo, distintivo y atractivo para los inversores, en especial los extranjeros (no europeos).

aeo-patrocina_colabora-belbex_cuatrecasas