AEO_Xavier-Barrondo

Gmp está certificando su porfolio con el Modelo AEO de Calidad Técnica

“Location, Location, Location”, ya no es cierto en Oficinas

P- Gmp se define como especialista en el desarrollo, inversión y gestión de activos inmobiliarios en propiedad, con especial énfasis en el segmento de oficinas y parques empresariales de alta calidad en Madrid. Resulta curioso que solo opere en Madrid, ¿Para cuándo la diversificación geográfica en oficinas?

R– La verdad es que creemos firmemente en la especialización por producto; de ahí que nos enfoquemos en el producto oficinas. Dentro de esta especialización cabe perfectamente la dispersión geográfica. Sin embargo, en nuestro caso hay que puntualizar que nuestra filosofía de gestión es muy cercana a los clientes, con equipos propios en contacto directamente con ellos. Así, tenemos nuestro propio equipo de Customer Management del que forma parte el Facility Manager de cada edificio, que mantiene una relación de primera mano con los clientes instalados en el mismo. En caso de una dispersión geográfica, esta filosofía conllevaría la apertura de oficinas locales allí donde tuviésemos  edificios.

Dicho todo lo cual, hemos estudiado, e incluso ofertado, algunas adquisiciones en Barcelona, sin éxito hasta la fecha. No obstante, en Madrid nos queda mucho recorrido. Nuestro porfolio es aproximadamente un 3% del stock total y Madrid aún sigue teniendo un alto stock de edificios de oficinas muy obsoletos, por lo que nos queda mucho que aportar todavía a este mercado.

P- Después de un periodo marcado fundamentalmente por la adquisición de activos, su rehabilitación y comercialización, en junio tienen previsto inaugurar el edificio de obra nueva Oxxeo en Las Tablas  ¿Cuáles van a ser las claves de gestión de Gmp en los próximos años?, ¿cambiará con respecto a las actuales?

R– Nuestra estrategia de gestión y posicionamiento es invariable: queremos ser el promotor e inversor patrimonialista de oficinas de referencia en España por nuestra capacidad para atraer y fidelizar clientes, anticiparnos a las tendencias del mercado y optimizar el valor.  Estamos avanzando con la idea de aportar cada vez más servicios a nuestros clientes, sobre todo, basados en la tecnología que tantas oportunidades nos aporta.

P- ¿Tienen ya planes para los suelos de Las Rozas y Valdebebas?

R- En estos momentos estamos más centrados en nuestros suelos de Las Tablas donde tenemos 15.000 m2 edificables junto a Oxxeo y otra parcela en la fachada de la N-I, de otros 7.000 m2.

P- En cuanto al crecimiento de los espacios de co-working, ¿creen que es una tendencia pasajera?, ¿qué aporta al sector de oficinas este perfil de ocupante?

R– Creo que primero hay que hacer una matización semántica. Co-working “habla” de sinergias de trabajo fruto de compartir espacios físicos con otros. Sin embargo, en la mayoría de la ocasiones, cuando nos referimos a co-working metemos en el mismo saco un concepto muy distinto: “la flexibilidad de los contratos de alquiler”. Es decir, que el cliente entra y sale con más libertad en función de sus picos de trabajo.

Creo que los espacios que fomentan la sinergias de trabajo satisfacen mayoritariamente la demanda de  start ups, pequeñas empresas y autónomos. Se trata de una demanda creciente, pero puntual, de poco peso en el stock global.

Sin embargo, la demanda de flexibilidad  también es creciente y, a diferencia de la anterior, puede tener mucha importancia en el futuro para los propietarios de oficinas. Aquí sí caben grandes corporaciones con necesidades temporales, pero de tamaño significativo.

P- Como especialista en desarrollo, inversión y gestión de activos inmobiliarios, ¿qué aspectos se deberían mejorar desde las administraciones públicas (local, autonómica y central) para atraer más inversión y más empresas internacionales a Madrid? 

R– La diligencia de la administración es una de las claves en los retornos de los proyectos. Cualquier mejora en los tiempos de gestión será clave.

P- Con Castellana 77 y Castellana 81, Gmp se suma al club de propietarios interesados en que AZCA despunte y aproveche sus excepcionales características como emplazamiento para empresas ¿Qué problemática tiene en la actualidad AZCA? y ¿Qué se necesita para que mejore en imagen y percepción?

R– En AZCA tenemos una excelente oportunidad de poner un enclave estratégico para la ciudad al nivel de calidad técnica y estética que se merece, acorde con los edificios que lo conforman y que todos los propietarios estamos actualizando. Tras la reforma de nuestros edificios CASTELLANA 81 y CASTELLANA 77, ahora le están siguiendo otras reformas muy significativas de nuestros vecinos. No cabe otra opción que hacer lo mismo con el espacio público que rodea estos inmuebles y, de la mano de la administración, seremos capaces de convertir AZCA en un enclave estratégico de Madrid.

P- ¿Cómo ven las operaciones de Valdebebas y Chamartín?, ¿Qué papel prevé desarrollar Gmp en estos desarrollos?

R– Ambas operaciones tienen que ser vertebradoras de una mejora de calidad del stock en Madrid y, como tal, Gmp estará siempre involucrada en tanto que promotor y en tanto que promotor de calidad.

P- Siendo una compañía con especial énfasis en alcanzar la máxima calidad en sus activos, ¿qué representa para Gmp una Certificación de Calidad Técnica de Edificios como la que ha creado la AEO?

R- En un mercado maduro los precios vienen marcados principalmente por la ubicación y por la calidad del producto. En oficinas, “location, Location, Location” ya no es cierto. Los clientes cada vez son más exigentes y, de hecho, podemos ver diferencias del 50% en las rentas entre  edificios en la misma localización, que vienen determinadas por la calidad de los mismos.  

En este contexto, no tiene sentido que el propietario de un edificio sea el que catalogue la calidad de sus inmuebles de una forma parcial, subjetiva y opaca. Es crucial la existencia de un organismo que ponga los sellos de calidad con un criterio profesional, objetivo y riguroso. Creo que  la AEO ha sido capaz de poner  en marcha un sistema de catalogación que cumple con estos requisitos y que será un éxito. La existencia de esta Certificación impulsará a los propietarios a mejorar la calidad de sus activos para diferenciarse y contribuirá a la trasparencia del mercado, a la liquidez de los activos e incluso, a incrementar su precio.

Gmp está inmersa en el proceso de certificación de su porfolio.

P- Tras dos años como miembro de la AEO, ¿cómo valora su pertenencia a la Asociación?, ¿qué aspectos debería abordar para la mejora de nuestra industria?

R– Me gustaría felicitar a la Asociación pues está siendo capaz de impulsar iniciativas que hacen que nuestro mercado sea más maduro y transparente a la vista de los inversores. Esto tiene un valor inestimable que nos ayuda a todos los que formamos parte de esta industria. El sistema de medición de edificios y Certificación Técnica de Calidad de Edificios son buenos ejemplos de iniciativas concretas. ¡Bravo AEO!