logo
banner

Mesa Redonda AEO sobre cómo responde el sector al incremento continuo de precios

La mesa redonda organizada por la AEO el pasado 3 de abril identificó la problemática y posibles vías para contrarrestar en lo posible el crecimiento continuo de los precios de la edificación.

Alberto de Frutos, director general de Bovis y moderador de la mesa redonda, comenzó señalando tres aspectos sobre los que poner el acento: la industrialización para reducir la mano de obra especializada; la forma de contratar las obras y la ingeniería de valor como método de reducir costes sin perder calidad.

Xabier Barrondo, director general de GMP, fue el encargado de dar la visión del promotor y propietario. Expuso que las promotoras se ven obligadas a decidir en base a dos parámetros: las previsiones sobre el coste del edificio y la estimación de las rentas una vez se termine el edificio (2/3 años). Según Barrondo.

uno de los problemas es cuando se decide promover en la periferia, puesto que el coste de la edificación del inmueble es prácticamente el mismo que en el centro, pero las rentas no siguen la misma tendencia. Otro, que los costes en el mercado de oficinas y los de residencial son vasos comunicantes, y estos mercados no siempre se comportan de la misma manera y tienen ciclos en paralelo.

Carlos Arribas, associate director de Gleeds, expuso la visión desde la perspectiva del control de costes y cuantificó el incremento de costes hasta en un 16% anual. Parte del incremento de los precios se ha debido a la menor competencia por la desaparición de empresas durante la crisis y el efecto en la reducción de la mano de obra.  Arribas se mostró partidario de empezar a trabajar desde el inicio y de manera coordinada entre todas las partes involucradas en el ciclo de,

construcción completo. Apostó por que el constructor se implique en el diseño mucho antes y que se diseñe en coste, teniendo en cuenta que el coste real es el de la terminación y no el de la licitación. Terminó añadiendo que hay que pensar más en el ciclo de vida del activo.

Íñigo Ortiz, socio de Ortiz León Arquitectos, manifestó que los costes de construcción no son realistas y que los honorarios están sujetos a conseguir el presupuesto objetivo y el propio contrato. Si no hay transparencia, no se pueden estimar los costes reales. Ortiz opinó que una solución podría llegar de Silicon Valley, dónde hay más de mil starups dedicadas al proceso de la edificación.

Emilio González, director gerente de JG Ingenieros, se refirió a los contratos de novación, es decir que el contrato del arquitecto con la promotora pase a la constructora con el proyecto de ejecución y se quejó de que la subcontratación dura demasiado tiempo, lo que alarga el periodo que va desde que se piensa el edificio hasta que se explota, dando lugar a que las previsiones de coste no se cumplan, además de que se sigue diseñando durante la construcción. Por otra parte en el camino puede cambiar la normativa, citando como ejemplo que el próximo año entra en vigor la normativa de energía cero.

imgtext

Finalmente, Ramón Arteaga, gerente proyecto zona centro de Acciona Construcción, manifestó la complejidad de abordar la licitación de construcción de un proyecto cuando ya está todo planificado y se ha de competir fundamentalmente en precio. Para evitar las consecuencias de lo anterior mostró su acuerdo con lo expuesto hasta el momento: que es una problemática común a todas las partes implicadas, la necesidad de buscar una integración vertical de todos los participantes o la necesidad de desarrollar proyectos lo más sencillos posibles, entre otras cuestiones.