En primer lugar, la Asociación Española de Oficinas (AEO) quiere enviar un mensaje de solidaridad y apoyo a todos los asociados y muy especialmente a aquellos que, bien personalmente o sus familiares, están afectados directamente por el coronavirus. Nuestro deseo es transmitir nuestra cercanía y ánimo, y deciros que no estáis solos en esta lucha por la vida y la salud.

Sin duda nos encontramos ante una crisis de dimensiones desconocidas. La virulencia de la propagación del COVID19 en un mundo globalizado está produciendo efectos en la sociedad sin precedentes. Está claro que los más importantes son los que se refieren a la salud, pero las consecuencias sociales y económicas van a ser, con toda seguridad, muy importantes.

En estos momentos de dudas y de ausencia de certidumbres, el terreno parece abonado para la difusión de opiniones y predicciones que en ocasiones son obviedades y otras, ocurrencias fuera de lugar. Nuestra Industria lleva, desde hace años, apoyándose en la tecnología para el desarrollo parcial de sus actividades. En la situación actual, es evidente que las tecnologías de la información están atenuando los efectos del confinamiento, pero también se están poniendo de manifiesto sus limitaciones. Es evidente que los procesos de producción, distribución y comercialización de bienes y servicios no pueden ser soportados únicamente por el teletrabajo. Los modelos físicos y presenciales son y serán esenciales para el desarrollo social, económico y cultural.

El ser humano es profundamente social y necesita la convivencia con sus semejantes para realizarse y alcanzar objetivos tanto personales como profesionales. Las ciudades, y de manera muy especial las oficinas como parte fundamental de ellas, son ejes esenciales del avance de las sociedades y generadoras de amplísimas oportunidades para las personas. En este contexto, las oficinas van a seguir jugando un papel crucial como palanca propiciadora del conocimiento, la innovación y la vertebración de nuestros núcleos urbanos.

Debemos estar orgullosos de trabajar en una industria que, con el esfuerzo de todos, remontó la Gran Recesión de 2008. Industria que da soporte físico para que millones de trabajadores puedan desarrollar sus actividades laborales cada día. Una actividad empresarial y económica que genera miles de puestos de trabajo, contribuye significativamente a los ingresos fiscales de las Administraciones Públicas, a la formación bruta de capital de la economía española y, por supuesto, atrae inversiones extranjeras a nuestro país.

También queremos hacer llegar nuestro apoyo y ánimo incondicional a todos los profesionales y empresas de nuestra industria que a día de hoy siguen trabajando para mantener operativos los edificios y emplazamientos donde se encuentran los procesos físicos y sistemas tecnológicos vitales para el funcionamiento de las compañías, así como los que realizan en infraestructuras sanitarias en todo el país.

Tenemos un gran reto por delante, no obstante, si perseveramos en el camino que ya llevamos años recorriendo: atención a las necesidades de los ocupantes, poner cada día mejores edificios en el mercado, e incrementar la transparencia, sin duda alguna saldremos fortalecidos de esta crisis y contribuiremos a la recuperación social y económica de nuestro país.

Estamos realizando una campaña de llamadas telefónicas para conocer de primera mano el impacto que la pandemia y las medidas que el Estado de Alarma están teniendo en nuestra industria. La AEO, como es lógico, está a vuestra disposición para lo que consideréis oportuno, cualquier información, sugerencia o iniciativa que deseéis hacernos llegar podéis enviarla a la dirección de correo administracion@asociaciacionoficinas.es o llamando al teléfono 912975420.

 

Madrid, 24 de marzo de 2020

Asociación Española de Oficinas