¿Qué cambios ve en las formas de trabajar a corto y medio plazo, derivadas del Covid 19?

Pienso que el coronavirus ha acelerado las formas flexibles de trabajo. Es muy positivo que muchas empresas que eran reticentes a fomentar nuevas formas de trabajar estén comprobando que esto es posible sin merma en la productividad. Creo que estas empresas continuarán apoyando estas políticas de flexibilidad en el futuro y no darán un paso atrás.

En KONE, mucho antes de esta crisis, ya facilitábamos formas de trabajo flexible, tanto trabajo en remoto como teletrabajo, de forma generalizada entre nuestros empleados de oficina. Pero no debemos olvidarnos que no todos los trabajadores españoles son empleados de oficina. Existen millones de personas que trabajan en fábricas, almacenes, servicios, etc.. para los que esta forma de trabajo no es posible.

Nosotros mismos por ejemplo, en KONE aproximadamente el 60% de nuestra plantilla trabaja en campo, bien sea en instalaciones de obra nueva, bien sea en servicios de mantenimiento. Y su trabajo es tan necesario como el del personal de oficina o el de ventas. De hecho tengo que decir que durante esta crisis del Covid-19 ha sido precisamente gracias a ellos una gran parte de la sociedad ha podido seguir funcionando. Su actividad ha sido esencial para garantizar el funcionamiento de la sociedad. Imaginad los hospitales sin ascensores funcionando, o los supermercados con las escaleras mecánicas paradas. Yo misma durante este confinamiento he comprado mucho online y me dejaban mis pedidos en el ascensor!!

¿Y todo esto, cómo puede afectar al sector de las oficinas?

 En los espacios de trabajo en las oficinas habrá cambios, pero más en el sentido del diseño, las distancias entre unos puestos y otros, la forma de relacionarse entre compañeros, y también la decoración y el mobiliario. La vuelta tras el confinamiento va a requerir un esfuerzo por parte de los departamentos de RRHH para mantener la moral alta, y nada mejor que hacer un cambio en la decoración, pequeños detalles como tener más plantas en las oficinas, proveer de desinfectantes en los espacios comunes etc…

Otro aspecto importante es el económico. El hecho de que las personas acudan a las oficinas hace que otros negocios se estimulen, por ejemplo la restauración, el comercio, el transporte etc… Los empleados salen de la oficina a tomar un café, encargan comida en la oficina, se organizan comidas de trabajo y se encargan a caterings, etc… Las oficinas son un generador de negocios cercanos.

¿Cuáles van a ser los principales cambios en las empresas desde el punto de vista del factor humano?

 En primer lugar, personalmente pienso que el trabajo en remoto no va a ser la única forma de trabajar como se está diciendo. Por las razones comentadas antes y también porque si bien  tiene muchas ventajas, existen también algunas desventajas. Los datos demuestran que los riesgos de sufrir síntomas de aislamiento son superiores entre las personas que teletrabajan, que las oportunidades de ser promocionado/a son menores al tener una menor visibilidad en la empresa… Esto son algunos de los retos que desde los departamentos de RRHH debemos resolver para que cualquier forma de trabajo sea una opción válida para el empleado.

En segundo lugar, hay un elemento importante que transcenderá tras esta crisis. Las empresas seremos recordadas por los valores demostrados durante la pandemia. Nuestra reputación va a quedar fortalecida o no según qué y cómo nos hayamos comportado como empleadores. En este sentido me siento super orgullosa de decir que desde el minuto número uno en KONE definimos nuestra estrategia durante la crisis en 3 puntos: el primero preservar la seguridad y la salud de nuestros empleados; el segundo continuar dando servicio a nuestros clientes como actividad esencial que somos; y tercero asegurar la continuidad de nuestro negocio.

Abril 2020