Propietarios e inversores de nuestra Industria proponen un plan de regeneración urbana integral para favorecer la implantación de empresas nacionales y multinacionales

 

La AEO organizó el pasado 3 de diciembre un encuentro entre propietarios e inversores que han desarrollado y apostado por MADBIT, el conocido como distrito tecnológico de Madrid, y el Área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid. La reunión contó con la asistencia y participación del Delegado de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid, Mariano Fuentes; el concejal-presidente de los distritos Vicálvaro y San Blas-Canillejas, Martín Casariego; el Presidente de la AEO, José María Álvarez; así como con representantes de inversores y propietarios de MADBIT: Carlos de Oya, de Barings; Ana Vidal de Bouygues Inmobiliaria; Marina Breda de Meridia Capital; Olivier Crambade de Therus Invest y Ángel Soria de Torre Rioja Madrid.

El Presidente de la AEO abrió la reunión dando una visión general de la situación de la Industria de las Oficinas en Madrid y sus más de 13 millones de m2 en edificios exclusivos de oficinas. Aportó datos sobre el esfuerzo inversor privado que en el periodo 2010-2020 ha incorporado al mercado 1.900.000 m2 entre obra nueva y rehabilitación integral, y la previsión de un incremento de más de 810.000 m2 en el período 2021-2023.

Álvarez detalló el impacto qué tiene esta industria en el PIB, en la creación de empleo directo e indirecto, su contribución fiscal y el efecto que supone la actividad de las oficinas para sectores tales como el comercio, la hostelería, el transporte o la restauración en la ciudad de Madrid. En cuanto a la inversión del sector privado en oficinas en Madrid dijo que ha supuesto más de 7.400 millones de euros, en el periodo 2014-2020 y que gracias a ella se está dotando a la ciudad de un número importante de inmuebles de alta calidad arquitectónica, constructiva y tecnológica que contribuyen de forma relevante a la mejora de la imagen de la ciudad. Además, los edificios de oficinas son clave y van a jugar un papel determinante para que Madrid consiga alcanzar los objetivos asociados a la transición energética y a la descarbonización de la ciudad.

Mariano Fuentes, Delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, incidió sobre la importancia de la colaboración público-privada y la gran oportunidad que representa para la ciudad de Madrid proyectos como MADBIT de cara a exponer qué es Madrid fuera de nuestras fronteras y posicionarla como ciudad atractiva para trabajar, vivir e invertir.

Los inversores y propietarios participantes pusieron a MADBIT como ejemplo de esfuerzo, inversión y promoción de la ciudad por parte de la iniciativa privada. Este distrito acumula en estos momentos 1.165.000 m2 de oficinas ocupados por importantes empresas con base tecnológica y organismos públicos. En la reunión se destacó cómo MADBIT ha evolucionado desde el ámbito industrial al terciario de alto valor añadido, racionalizando y complementando usos en una intensa transformación que ha durado más de 20 años y que ha alcanzado los 1.350 millones de € de inversión en los últimos 15. Las previsiones para el periodo 2021-26 son de una inversión de 510 millones € y una superficie construida de más de 156.000 m2.

A pesar de este desarrollo y transformación, los promotores e inversores constataron las graves carencias de este distrito. Agradeciendo el ofrecimiento del Delegado para la colaboración público-privada, plantearon la necesidad de abordar un Plan de Regeneración Urbana Integral en el que se aborde la necesidad de acometer cambios en la normativa urbanística tanto de carácter general, con el objetivo de garantizar la seguridad jurídica, como específicos de la norma zonal 9.4 que faciliten la flexibilidad de usos y asuman que este distrito de Madrid ya no es de facto un polígono industrial. También se propuso el desarrollo de actuaciones concretas relativas a la ordenación de la trama urbana, ampliación de aceras, aparcamientos disuasorios, carril bici, edificios abandonados o apertura a la ciudad de los parques Torre Arias y Quinta de los Molinos, entre otras propuestas.

Tras la reunión se realizó una visita a uno de los últimos edificios de oficinas terminados en MADBIT.